Tuesday, October 17, 2017

¡Los pacificadores serán llamados hijos de Dios siempre!

 ¡Los pacificadores serán llamados hijos de Dios siempre!

y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.
Colosenses 1:20

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.
Romanos 5:1

Dios tomó la iniciativa para hacer las paces con nosotros y entregó a su único Hijo, Jesucristo, para que ya no fuéramos extranjeros o advenedizos, sino miembros de su familia.

¡Sé un pacificador! esto es, realiza acciones que ayuden a vencer la enemistad entre las personas, aún por encima de la ley humana: ama a tus enemigos, haz bien a los que te aborrecen, ora por los que te ultrajan y persiguen, para que seas hijo de tu Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos y hace llover sobre justos e injustos. Porque si amas a los que te aman, ¿qué recompensa tendrás? Mateo 5:44-47

Padre,  gracias por tu perfecto amor derramado en mi corazón, por tu paz que sobrepasa todo entendimiento, por el sacrificio de tu Hijo Jesucristo que me dio el acceso a tu presencia. Hazme un instrumento de tu amor y de tu paz, mi vida está anclada en tu lugar secreto de descanso y confianza. Tú eres mi paz y mi gozo, tú me defiendes, me preservas y eres mi ayuda siempre presente. Hoy llevo las buenas nuevas del evangelio de la paz, ¡hoy anuncio que tú reinas! en el nombre de Jesús, amén.

    Creí, por lo cual hable
              Compártelo

Monday, October 16, 2017

Bienaventurados los pacificadores...

Bienaventurados los pacificadores...

Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Mateo 5:9

Una cualidad distintiva de los hijos de Dios es que no son "busca pleitos", por el contrario, son embajadores de la reconciliación, personas que tienden puentes de paz entre el ser humano y Dios y entre los hombres.
El mundo se encuentra sumido en guerras constantes.
Espiritualmente hablando, el diablo se dedica a separar a la gente de Dios y de su prójimo. Por eso nosotros buscamos la paz siempre, ya que es uno de los frutos del Espíritu Santo. 

Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. 18 Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.
Santiago 3:17-18

Dispónte siempre a proclamar y vivir el evangelio de la paz, a presentar tu defensa con mansedumbre, a defender la verdad, pero no a transigir con el pecado o la mentira, para mantenerla.

Padre,  gracias por tu perfecto amor derramado en mi corazón, por tu paz que sobrepasa todo entendimiento, por el sacrificio de tu Hijo Jesucristo que me dio el acceso a tu presencia. Hazme un instrumento de tu amor y de tu paz, mi vida está anclada en tu lugar secreto de descanso y confianza. Tú eres mi paz y mi gozo, tú me defiendes, me preservas y eres mi ayuda siempre presente. Hoy llevo las buenas nuevas del evangelio de la paz, ¡hoy anuncio que tú reinas! en el nombre de Jesús, amén.

Sunday, October 15, 2017

...porque verán a Dios.

...porque verán a Dios.

Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
Mateo 5:8

El ser humano nace pecador, con un corazón malo e incurable espiritualmente hablando. Es por eso que en el nuevo pacto, Dios prometió darnos un corazón nuevo. Dios nos hace un transplante y como resultado de aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador de nuestra vida. En ese momento, nacemos de nuevo y la naturaleza pecadora es sustituida por una naturaleza nueva, santa y habilitada para obedecer a Dios.

Les daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de ustedes; y quitaré de su carne el corazón de piedra, y les daré un corazón de carne.27 Y pondré dentro de ustedes mi Espíritu, y haré que anden en mis estatutos, y guarden mis preceptos, y los pongan por obra.
Ezequiel 36:26-27

La renovación del entendimiento y la obediencia a Dios por amor a Él, hará que se manifieste tangiblemente a tu vida.  No existe mayor recompensa para los hijos e hijas de Dios, que poderlo ver.

El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. Juan 14:21

Padre,  gracias por el nuevo corazón que has puesto dentro de mí, un corazón de carne que ama, que se compadece como tú amas y te compadeces. Gracias porque tu amor y tu unción y tu amor siempre están revitalizando y renovando mi corazón con el óleo de gozo de tu Espíritu Santo, dándome valor y esperanza para tomar guiarme tomado de tu mano, con un corazón lleno de fe. Me deleito en lo que estás produciendo  en mí, pues me llevas a beber la miel y la grosura de tu bendita y preciosa palabra que me ha limpiado, y a conocer la plenitud de ti, de todo lo  que tienes preparado para mi casa y mi descendenci,  junto con todas las buenas cosas que me brinda el cielo, en el nombre de Jesús, yo se que se, que se que así será, amén.

Friday, October 13, 2017

Aunque ande en valle de sombra tú estás Conmigo

Aunque ande en valle de sombra tú estás Conmigo

Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta. Salmo 23:4

Hace algún tiempo leí acerca de una planta en Brasil llamada “matador”.
Cuando encuentra un árbol frondoso, esta planta rastrera lo rodea y empieza a trepar hasta lo alto; a medida que el árbol va creciendo, más se enrolla y lo aprieta. Una vez que ha alcanzado su madurez, florece poniendo una corona hermosa en lo alto del árbol, que para entonces ha sido estrangulado.

He visto pecados y problemas que le hacen lo mismo a las personas.

Estas personas parecen fuertes en físico, mente y alma. A simple vista parecería que nada puede tocarlos. Algunas veces ellos mismos piensan que son inmunes a toda influencia negativa en sus vidas. Se sienten tan confiados en sí mismos, que ignoran los pecados pequeños e insignificantes que se han enraizado en sus vidas.
Pero lentamente, y en forma persistente, estas transgresiones empiezan a tomar control, estrangulándoles el futuro y robándoles las fuerzas.

Si esta es una buena descripción de su vida, o de un ser querido suyo, todavía puede alegrarse: el Señor Jesús está dispuesto a liberarle del mal que ha empezado a estrangular su vida.

Por favor, no deje el arrepentimiento para cuando sea demasiado tarde. Acérquese al Señor con la seguridad que él, gracias a la obra redentora de Jesucristo, puede salvarlo de cualquier cosa que pretenda separarlo de la maravillosa vida que él desea otorgarle.

Padre celestial, es un hecho que los pecados pequeños crecen y se convierten en pecados grandes que nos roban la paz, la alegría, y algunas veces hasta la salvación. Ayúdanos a recordar que tú estás siempre con nosotros, que nos has liberado de nuestros pecados, y que nos has garantizado un corazón nuevo y limpio. En el nombre de Jesús. Amén.

Si puedes creer al que cree todo le es Posible

Thursday, October 12, 2017

Bienaventurados los misericordiosos..

Bienaventurados
los misericordiosos...

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
Mateo 5:6

La misericordia es una extensión del amor de Dios que lo lleva a decidir “no darnos lo que merecemos” por nuestros pecados. En su misericordia encontramos también esa actitud amorosa, perdonadora y dispuesta a ayudarnos en nuestra necesidad. ¡Gracias a Dios porque no nos ha pagado conforme a nuestras malas acciones! En lugar de eso, hemos recibido su amor, su misericordia y su gracia, por lo que Jesús hizo en la cruz.

...nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador. Tito 3:5-6

Ahora, siendo hijo de ese Padre misericordioso (y consciente de la magnitud de la misericordia que te ha otorgado), Él espera que tú la otorgues también. La misericordia es la oportunidad que Dios te da de pasar por alto la ofensa, la deuda o de ayudar a otros en su necesidad. Al igual que la gracia, la misericordia nunca se gana ni se paga; solo se recibe (de Dios o de las personas), con un corazón agradecido.

Padre, gracias porque tu bondad y tu misericordia son mi porción en este día y en ellas se manifiestan las  riquezas de tu gracia. Clamé a tí y me respondiste con vigor en mi alma. Tú eres mi defensa y mi torre fuerte contra el enemigo. Hoy me monto en las alas de tu Espíritu y veo toda circunstancia bajo tu perspectiva. Tú eres mi fuerza y mi protección. Hoy decido derramar toda la misericordia que has puesto en mí sobre cada persona que me rodea, te pido que tu corazón compasivo y misericordioso se manifieste a través de mi vida, en el nombre de Jesús, amén.

    Creí, por lo cual hable
             Compártelo

Bienaventurados los que tienen hambre...

Bienaventurados
los que tienen hambre...

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
Mateo 5:6

Dios ha dicho que no sólo de pan vivirá el ser humano, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios, Él espera que sus hijos e hijas tengamos siempre hambre y sed de Él, así como de vivir una vida recta. El Señor honrará, saciará y bendecirá grandemente a todos los que tengan un gran apetito espiritual. Esta hambre evidencia que hemos nacido de nuevo y que nuestra atracción primaria es el Señor.

Esta bienaventuranza dice también que los hijos de Dios podemos medirnos por nuestros apetitos… ¿De qué tienes hambre y sed últimamente? El hombre natural (sin Dios) no posee hambre por las cosas de Dios, sino por las del mundo. El hambre espiritual solamente se satisface con la palabra de Dios y si no te llenas de ella, quedarás expuesto al alimento pervertido espiritual del mundo: temor, inseguridad, duda, afán ansiedad.

No se afanen, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero su Padre celestial sabe que tienen necesidad de todas estas cosas. 33 Mas busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.
Mateo 6:31-34

Padre, como el ciervo brama por las corrientes de aguas, así clama por tí, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de tí, del Dios vivo. ¿Por qué te abates, oh alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío, en el nombre de Jesús, amén.

     Creí, por lo cual hable
            Compártelo

¿Qué te está robando el diablo?

¿Qué te está robando el diablo?

Cuando no hay una identidad firme en Dios, el enemigo nos vulnera y le abrimos brechas para que nos ataque. Somos hijos amados de Dios, no debemos ceder ante el enemigo y menos huir de la batalla. Cristo nunca lo hizo.

Perseguí a mis enemigos, y los alcancé, Y no volví hasta acabarlos. 38 Los herí de modo que no se levantasen; Cayeron debajo de mis pies. 39 Pues me ceñiste de fuerzas para la pelea; Has humillado a mis enemigos debajo de mí. 40 Has hecho que mis enemigos me vuelvan las espaldas, Para que yo destruya a los que me aborrecen. 41 Clamaron, y no hubo quien salvase. Aun a Jehová, pero no los oyó.42 Y los molí como polvo delante del viento; Los eché fuera como lodo de las calles.
Salmo 18:37-42

¿Qué te está robando el diablo? ¡CRISTO YA VENCIÓ! Tú vences cuando haces valer su triunfo sobre las circunstancias, el mundo y el diablo. No te quedes con los brazos cruzados, viendo lo que te hace el enemigo, contra atácalo, párate en la brecha y recupéralo todo. Defiende lo que es tuyo

Viva Jehová, y bendita sea mi roca, enaltecido sea el Dios de mi salvación; El Dios que venga mis agravios, y somete pueblos debajo de mí; el que me libra de mis enemigos, y aun me eleva sobre los que se levantan contra mí; Me libraste de varón violento. Por tanto yo te confesaré entre las naciones, oh Jehová, y cantaré a tu nombre. Grandes triunfos me das, y haces misericordia conmigo, y con mi descendencia para siempre. En el nombre de Jesús. Amén.

    Creí, por lo cual hable
            Compártelo